Transporte marítimo, factores a tener en cuenta.

Comenzamos este nuevo “curso” con más ganas que nunca de acercar el mundo del embalaje a todas las personas interesadas en ello. Para ello en el post de hoy vamos a continuar desarrollando las peculiaridades del transporte marítimo aunque en esta ocasión nos vamos a centrar en lo relativo a la carga en contenedores.

En el post de hoy vamos a recapitular y hacer un breve resumen de los tipos de contenedor que existen en el mercado así como los diferentes sistemas activos y pasivos que se utilizan para inmovilizar la carga.

Como hemos visto en anteriores post (contenedores ISO) existen varios tipos de contenedores en función de su tamaño y sus características constructivas.

A continuación, os mostramos dimensiones de los contenedores por tipos y en las medidas estandarizadas de 20 y 40 pies:

Dimesiones contenedores

Para mas info pincha aquí

Una vez definido el tipo de contenedor que más se adapta a nuestras necesidades debemos tener en cuenta que éste debe ir debidamente identificado por una combinación de 11 dígitos que incluyen letras y números (Identificación de contenedores).

id contenedor

Durante este proceso también tendremos que tener en cuenta la documentación exigible en aduanas que consiste en diferente certificados, autorizaciones y licencias, os dejamos aquí más información al respecto.

documentos par la exportacion

Una vez definido el contenedor y toda la documentación exigible, tendremos que centrarnos en su interior para ello necesitaremos sistemas activos de sujección y sistemas pasivos de control (químico y físico).

Sistemas activos de fijación:

http://blog.cajaeco.com/wp-content/uploads/2014/04/cinchas_1.jpgMás Info

Sistemas pasivos de control:

detectores de impacto digitales

  • Detectores de humedad y temperatura., el sistema más utilizado también para el control químico de la mercancía, existen también de tipo mecánico y electrónico. En el caso de los electronicos se combinan las funciones químicas y físicas pudiendo utilizar un único dispositivo. En anteriores post hemos visto los sistemas activos más utilizados contra los riesgos de oxidación y corrosíon.
  • Elementos de control para embalajeDando este repaso hemos intentado simplificar los distintos factores y sistemas a tener en cuenta a la hora de desarrollar un transporte marítimo con contenedores, enumerando los tipos de contenedores ISO, la documentación exigible, los distintos sistemas activos de fijación y finalmente los sistemas pasivos de control.

Embalaje de madera para transporte marítimo internacional

“Necesito un embalaje de madera para transporte marítimo internacional, ¿qué especificaciones y normativa debe cumplir?”

Esta es una de las preguntas que más nos hacemos ante la primera exportación vía marítima, en el post de hoy vamos a intentar aclarar todas las dudas que surgen.

Antes de meternos en la normativa vamos a detallar las especificaciones que este embalaje debe cumplir.

El transporte marítimo somete a nuestra carga a grandes esfuerzos de tipo físico y de tipo químico:

  • Físico, debemos tener en cuenta a la hora de elegir embalaje que éste debe ser resistente a esfuezos en prácticamente todas las direcciones (a diferencia de otros tipos de transporte), por lo que la carga a transportar debe ser lo más solidaria posible a la caja (evitar todos los movimientos internos) y ésta estar dimensionada y diseñada para absorber todos estos esfuerzos externos a los que va a ser sometida.

  • Químico, por otra parte las condiciones ambientales de este transporte (% humedad relativa, concentración de agentes corrosivos,…) pueden provocar daños en la carga, por ello es necesario garantizar un ambiente neutro alrededor de la misma que garantice una ausencia de agentes corrosivos y humedad. Para ello la forma más extendida y eficaz es acondicionar la carga en una bolsa aislante (de aluminio) cerrada de forma estanca y acompañada de sales desecantes en su interior que absorban la humedad inicial que hay dentro de la bolsa (para el cálculo de cantidad y tipo de sales ver el siguiente post). Otra forma muy extendida de protección es la utilización de plástico retractil (adaptable al controno de la carga) para que la pieza a embalar contenga en su interior la menos cantidad de aire posible. En la siguiente imagen podemos ver una pieza retractilada con plástico blanco opaco con protección UV (resitencia a la radiación solar). También debemos conocer otros productos que existen en el mercado como el plástico VCI, Netnocor, etc.

 

En cuanto a normativa exigible al embalaje de madera, la norma que debemos seguir es la ISPM / NIMF en su apartado Nº15, que regula las características que debe cumplir la madera para poder ser importada en otro país, a continuación os dejamos el enlace a la versión española e internacional de esta norma:

NORMA TÉCNICA FITOSANITARIA ESPAÑOLA

NORMA NIMF Nº15 (INTERNACIONAL)

Debemos tener en cuenta que todo embalaje de madera conforme a esta norma debe estar debidamente identificado con el sello que refleja el tipo de tratamiento al que ha sido sometido y el nº de identificación del fabricante (más info).

Como conclusión ,ante la necesidad de un embalaje de madera para transporte internacional marítimo, debemos selecionar un embalaje resistente que absorba los esfuerzos externos y acondicionar bien nuestra carga en él de forma que esta  carga y el embalaje formen un único sistema referencial, posteriormente si es necesario debemos aislar debidamente la carga del ambiente exterior usando cualquiera de los sistema de detallamos con anterioridad, en cuanto a la normativa este embalaje debe llevar su correspondiente marcado y disponer de un certificado de conformidad del mismo por parte de fabricante, aunque éste no es de obligatoria exigencia, puede ser requerido por el país de destino si lo cree necesario.

Bolsas de aire o Airbags

En ocasiones, la carga apilada en el interior de los contenedores, debido a los vaivenes del transporte, se mueve provocando daños en las mercancías que pueden suponer cuantiosas pérdidas económicas.

Un efectivo método para evitar que esto ocurra son las bolsas o colchones de aire para contenedores, también llamados airbags.

AJUSTE MEDIANTE AIRBAGS O BOLSAS DE AIRE

Su función es evitar daños en la carga inmovilizando ésta, de tal forma que el colchón se coloca entre los bultos impidiendo su movimiento.

Al inflar la bolsa, lo que varía en el tamaño de la misma es el ancho, que suele ser la primera medida de la referencia. Por ejemplo, para un airbag de 60×90 cms, el ancho es 60.

En este caso, podemos distinguir entre tres anchos que son los más utilizados y sirven para distintos huecos:

  • Ancho 60 cms: Utilizados para rellenar huecos de hasta 30 cms.
  • Ancho 90 cms: Utilizados para rellenar huecos de hasta 40 cms.
  • Ancho 120 cms: Utilizados para rellenar huecos de hasta 60 cms.

Son reutilizables y se adaptan a las irregularidades de la carga. Se pueden emplear en transporte terrestre, marítimo o ferrocarril.

Fundamentalmente existen dos tipos de colchones de aire en función del material del que estén fabricados:

  • Rafia: Se trata de bolsas o sacos consistentes en una capa interior de polietileno y una capa superior de rafia, un tipo de tejido elástico muy utilizado para embalajes por su resistencia.
  • Papel Kraft: Disponen de una capa interior de polietileno y una capa superior de papel Kraft reforzado con polipropileno para evitar desgarros.

Su resistencia varía en función de la densidad del polietileno utilizado en las capas interiores, de acuerdo a la siguiente tabla:

airbags o bolsas de aireDisponen de una válvula de inflado por la cual se introduce una pistola neumática de aire que permite hinchar la bolsa sin esfuerzo. No todas las válvulas son estándar y la mayor parte de fabricantes han ideado su propio sistema de válvula y pistola, con el afán de reducir el tiempo de inflado de la bolsa y contribuir a una mayor hermeticidad de la misma.

Pistolas para bolsas de aire

En resumen, podemos decir que las bolsas de aire o airbags son una de las mejores opciones a la hora de inmovilizar y proteger una carga, en siguientes posts seguiremos analizando en detalle otros sistemas de inmovilización y protección en el embalaje que se complementan perfectamente,  como es el caso del Ty-Gard, el producto estrella en la inmovilización de mercancías.

Contenedores ISO

Puesto que en las últimas semanas hemos tratado el transporte de mercancías, qué mejor manera de continuar que hablando de los contenedores. Estos son los recipientes de carga por excelencia. Pueden utilizarse por tierra, aunque el uso más frecuente es para transporte marítimo y fluvial.

Fabricación y material.

Están hechos generalmente de acero, aunque también podemos encontrar contenedores de aluminio y de contrachapado con fibra de vidrio. El suelo suele estar fabricado en madera o bambú. A pesar de que los contenedores llevan incorporado un recubrimiento interior anti-humedad, para trayectos por mar se hace necesaria la utilización de protección especial anticorrosión y anti-humedad, como plástico retráctil, bolsas termosoldables y sales desecantes, ya que, como comentábamos en anteriores posts, el efecto de los compuestos salinos puede dañar gravemente la mercancía. Además, suelen incorporarse elementos de sujeción en el interior tales como bolsas hinchables y cinchas.

Airbags contenedor

Todos los contenedores van equipados con twistslocks para facilitar su enganche por grúas a la hora de su carga y descarga.

Las especificaciones para la fabricación de los contenedores también han sido supeditadas a la aplicación de una norma regulatoria para su estandarización, concretamente la International Standarization Organization (ISO).

Tipos de contenedores.

No sólo podemos clasificar los contenedores en función del material del que estén fabricados, sino también, claro está, por sus características externas y sus dimensiones. Comenzaremos por los tipos de contenedores que podemos encontrar:

  • Dry Van: Es el contenedor estándar, el más utilizado en todo el mundo. Está herméticamente cerrado y carece de refrigeración o ventilación.

Container Encaja Embalajes

  • Metálicos: Al contrario que el Dry Van, no se cierra herméticamente. Se suele usar por carretera más que para transporte marítimo y se emplea generalmente para transportar residuos.

  • High Cube: Son los contenedores estándar pero con un tamaño mucho mayor. Se caracterizan por su gran altura (casi 3 metros).

  • Reefer: Son los contenedores refrigerados, para el transporte de mercancías que precisen frío o calor. Incorporan un termostato para seleccionar la temperatura constante durante el trayecto. Dada su utilidad, deben ir conectados constantemente (camión, barco, terminales…). Funcionan con corriente trifásica.

  • Open Top: Como su propio nombre indica, están abiertos por la parte de arriba, carecen de techo. Este tipo de contenedores se utilizan para mercancías cuya altura sobrepasa la de un High Cube. Ha de tenerse en cuenta que, al sobrepasar la carga la altura estandarizada del contenedor, se cobraran suplementos por el resto de mercancía que no haya podido transportarse debido a esta circunstancia.

Open top

  • Flat Rack: Al igual que el Open Top, se utilizan para cargas con dimesiones que sobrepasen las de las medidas estándar. Este tipo de contenedores suelen carecer también de laterales y, en algunos casos, hasta de las paredes frontal y posterior, quedando únicamente la base. Como en los anteriores, van ligados a suplementos en función del espacio que ocupe la carga a bordo del barco.

  • Collapsible Flat Rack: Iguales que los Flat Rack, pero con la característica añadida de que sus laterales son plegables sobre la base.

collapsible-flat-rack-40

  • Open Side: Estos sólo están abiertos por uno de sus laterales, manteniendo el techo, la base y el resto de paredes. También se les aplica suplemento, por tratarse de cargas con mayor longitud.

  • Tank o contenedor cisterna: Se usan para transportar líquidos a granel. Una serie de vigas de acero contienen un tanque en el que se almacena la mercancía. Pueden apilarse y viajar en cualquier tipo de transporte.

2e1e323f993e430286bef9f2982f9d0a

  • Flexi-Tank: La diferencia con el contenedor cisterna normal es que en su interior disponen de un depósito flexible fabricado en polietileno, llamado flexibag.

  • Eurocontenedor: Se está estudiando la posibilidad de incorporar una nueva medida de contenedor que se adecúe a los pallets europeos o europallets, el principal problema reside en que los buques están preparados para albergar los contenedores actuales.

Dimensiones de los contenedores.

Como ya hemos comentado, estos recipientes de carga están estandarizados. Su ancho se fija en 2,44 metros, el alto varía entre 2,60 metros y 2,90 metros y el largo puede ir desde los 2,44 metros hasta los 16,15 metros.

Generalmente, la unidad de medida utilizada en los contenedores es el pie y los más utilizados y estandarizados son los de 20 y 40 pies de largo (alrededor de 6 y 12 metros, respectivamente).

A continuación, os mostramos las dimensiones de los contenedores por tipos y en las medidas estandarizadas de 20 y 40 pies:

Dimesiones contenedores

NOTA: La carga máxima puede variar en función del tipo de transporte. Por ejemplo, no en todos los países se permite el mismo peso máximo para camiones y no todos los barcos soportan la misma carga, dependerá del tipo de transporte utilizado y la normativa de cada país.

Éstos son los contenedores a utilizar en un transporte marítimo según las necesidades de espacio y acondicionamiento, de la carga a transportar, en el siguiente Post analizaremos detalladamente el marcado de éstos, así como su formato y cálculo.