Transporte marítimo, factores a tener en cuenta.

Comenzamos este nuevo “curso” con más ganas que nunca de acercar el mundo del embalaje a todas las personas interesadas en ello. Para ello en el post de hoy vamos a continuar desarrollando las peculiaridades del transporte marítimo aunque en esta ocasión nos vamos a centrar en lo relativo a la carga en contenedores.

En el post de hoy vamos a recapitular y hacer un breve resumen de los tipos de contenedor que existen en el mercado así como los diferentes sistemas activos y pasivos que se utilizan para inmovilizar la carga.

Como hemos visto en anteriores post (contenedores ISO) existen varios tipos de contenedores en función de su tamaño y sus características constructivas.

A continuación, os mostramos dimensiones de los contenedores por tipos y en las medidas estandarizadas de 20 y 40 pies:

Dimesiones contenedores

Para mas info pincha aquí

Una vez definido el tipo de contenedor que más se adapta a nuestras necesidades debemos tener en cuenta que éste debe ir debidamente identificado por una combinación de 11 dígitos que incluyen letras y números (Identificación de contenedores).

id contenedor

Durante este proceso también tendremos que tener en cuenta la documentación exigible en aduanas que consiste en diferente certificados, autorizaciones y licencias, os dejamos aquí más información al respecto.

documentos par la exportacion

Una vez definido el contenedor y toda la documentación exigible, tendremos que centrarnos en su interior para ello necesitaremos sistemas activos de sujección y sistemas pasivos de control (químico y físico).

Sistemas activos de fijación:

http://blog.cajaeco.com/wp-content/uploads/2014/04/cinchas_1.jpgMás Info

Sistemas pasivos de control:

detectores de impacto digitales

  • Detectores de humedad y temperatura., el sistema más utilizado también para el control químico de la mercancía, existen también de tipo mecánico y electrónico. En el caso de los electronicos se combinan las funciones químicas y físicas pudiendo utilizar un único dispositivo. En anteriores post hemos visto los sistemas activos más utilizados contra los riesgos de oxidación y corrosíon.
  • Elementos de control para embalajeDando este repaso hemos intentado simplificar los distintos factores y sistemas a tener en cuenta a la hora de desarrollar un transporte marítimo con contenedores, enumerando los tipos de contenedores ISO, la documentación exigible, los distintos sistemas activos de fijación y finalmente los sistemas pasivos de control.

Embalaje de madera para transporte marítimo internacional

“Necesito un embalaje de madera para transporte marítimo internacional, ¿qué especificaciones y normativa debe cumplir?”

Esta es una de las preguntas que más nos hacemos ante la primera exportación vía marítima, en el post de hoy vamos a intentar aclarar todas las dudas que surgen.

Antes de meternos en la normativa vamos a detallar las especificaciones que este embalaje debe cumplir.

El transporte marítimo somete a nuestra carga a grandes esfuerzos de tipo físico y de tipo químico:

  • Físico, debemos tener en cuenta a la hora de elegir embalaje que éste debe ser resistente a esfuezos en prácticamente todas las direcciones (a diferencia de otros tipos de transporte), por lo que la carga a transportar debe ser lo más solidaria posible a la caja (evitar todos los movimientos internos) y ésta estar dimensionada y diseñada para absorber todos estos esfuerzos externos a los que va a ser sometida.

  • Químico, por otra parte las condiciones ambientales de este transporte (% humedad relativa, concentración de agentes corrosivos,…) pueden provocar daños en la carga, por ello es necesario garantizar un ambiente neutro alrededor de la misma que garantice una ausencia de agentes corrosivos y humedad. Para ello la forma más extendida y eficaz es acondicionar la carga en una bolsa aislante (de aluminio) cerrada de forma estanca y acompañada de sales desecantes en su interior que absorban la humedad inicial que hay dentro de la bolsa (para el cálculo de cantidad y tipo de sales ver el siguiente post). Otra forma muy extendida de protección es la utilización de plástico retractil (adaptable al controno de la carga) para que la pieza a embalar contenga en su interior la menos cantidad de aire posible. En la siguiente imagen podemos ver una pieza retractilada con plástico blanco opaco con protección UV (resitencia a la radiación solar). También debemos conocer otros productos que existen en el mercado como el plástico VCI, Netnocor, etc.

 

En cuanto a normativa exigible al embalaje de madera, la norma que debemos seguir es la ISPM / NIMF en su apartado Nº15, que regula las características que debe cumplir la madera para poder ser importada en otro país, a continuación os dejamos el enlace a la versión española e internacional de esta norma:

NORMA TÉCNICA FITOSANITARIA ESPAÑOLA

NORMA NIMF Nº15 (INTERNACIONAL)

Debemos tener en cuenta que todo embalaje de madera conforme a esta norma debe estar debidamente identificado con el sello que refleja el tipo de tratamiento al que ha sido sometido y el nº de identificación del fabricante (más info).

Como conclusión ,ante la necesidad de un embalaje de madera para transporte internacional marítimo, debemos selecionar un embalaje resistente que absorba los esfuerzos externos y acondicionar bien nuestra carga en él de forma que esta  carga y el embalaje formen un único sistema referencial, posteriormente si es necesario debemos aislar debidamente la carga del ambiente exterior usando cualquiera de los sistema de detallamos con anterioridad, en cuanto a la normativa este embalaje debe llevar su correspondiente marcado y disponer de un certificado de conformidad del mismo por parte de fabricante, aunque éste no es de obligatoria exigencia, puede ser requerido por el país de destino si lo cree necesario.

Los tipos de Embalaje (III)

Continuamos analizando los distintos embalajes en función de las mercancías que hemos visto anteriormente. Es importante tener impreso o abierto nuestro primer post de este tema (Los tipos de Embalaje I) para poder entender la relación entre la clasificación de mercancías con las categorías de embalaje.

6. Caja con revestimiento.

6.1. Fondo: patines longitudinales, encoframiento de fondo con un espesor mínimo de 30 mm, perno corrido con arandela y tuerca, patines longitudinales de entre 60 y 80 mm de espesor, dependiendo del gravicentro con descotes para el acceso del estibador. Al usar patines inferiores transversales de entre 60 y 80 mm de espesor hay que empernarlos, es decir, clavarlo varias veces con los patines longitudinales o intermedios.

6.2. Laterales: como el punto 5.2. Entre bastidor de refuerzo y encoframiento hay que poner además un revestimiento con papel Kraft de exportación estanco al agua de 330 g/m2, con refuerzo de tejido y suficientemente solapado.

6.3. Pared frontal: encoframiento vertical, bastidor de refuerzo y diagonales interiores, hasta un ancho de 120 cm con bastidor de refuerzo y diagonales como los laterales (punto 5.2).

6.4. Revestimiento: como el punto 5.2. Entre bastidor de refuerzo y encoframiento hay que poner además un revestimiento con papel Kraft de exportación estanco al agua de 330 g/m2, con refuerzo de tejido y suficientemente solapado.

6.5. Tapa: encoframiento transversal con bastidor de refuerzo. Hay que colocar una lámina de polietileno así como una placa de fibra prensada (sin junta en la medida de lo posible). El clavazón no debe pasar el encoframiento. El bastidor de refuerzo para tapa debe descansar sobre el bastidor de refuerzo en las paredes frontales así como sobre las maderas soportatapas.Embalaje de madera polipropileno

6.6. Presión aplastadora de apilamiento y mercancía pesada: de la considerable presión aplastadora de apilamiento sobre mercancías pesadas en las bodegas de buque siendo soportada por tapas y maderas portatapas resulta el peligro de rotura para el bastidor de refuerzo de los laterales y de las paredes frontales, sobre todo en caso de gran altura o ancho del bulto. Para desviar dicha presión aplastadora de apilamiento directamente al fondo de la caja hay que poner otro bastidor interior adicional.

7. Caja con revestimiento y con envoltura soldada de lámina de polietileno.

7.1. Construcción de caja: Si algunos elementos individuales corrieran peligro de saltar hacia afuera, habrán de utilizarse dispositivos adecuados de prevención como trozos de llanta de hierro o chapa.

7.2. Hay que soldar las mercancías herméticamente en lámina de polietileno (con un espesor mínimo de 0,2 mm). Las esquinas o partes salientes han de ir debidamente protegidas con acolchado. La distancia mínima entre la lámina y la pared de caja serán 5 cm. Hermetización del empernado.7

7.3. Si la lámina de polietileno no es suficientemente estanca al vapor de agua, hay que agregar en cantidad suficiente agentes secantes (gel de sílice, etc.). El cálculo se obtiene según DIN 55474.

8. Caja con revestimiento y con envoltura soldada de lámina de aluminio.

8.1. Construcción de caja: si algunos elementos individuales corrieran peligro de saltar hacia afuera, habrán de utilizarse dispositivos adecuados de prevención como trozos de llanta de hierro o chapa.

8.2. Hay que soldar herméticamente las mercancías en lámina de aluminio de 3-4 hojas. Las esquinas o partes salientes deben ir protegidas por acolchado. La distancia entre la lámina y la pared de la caja ha de ser entre 3 y 5 cm. El empernado ha de ir hermético.8

8.3. Después de haber aplicado la lámina hay que evacuar el aire contenido (vacío aproximado 6 mbar) y realizar una prueba de hermeticidad. Para la absorción de la humedad de aire hay que agregar en cantidad suficiente agentes desecantes. Para evitar corrosión por contacto hay que ponerlos de modo que no sea posible un contacto directo con la mercancía embalada. Los paquetes que contengan los agentes secantes han de tener garantizada la condición de estancar el polvo y de una estabilidad que prohíbe la rotura (es decir, en caso de que se caiga no revienta).

8.4. Usando indicadores para el control de la humedad hay que proveer una mirilla en la pared frontal, es decir, longitudinal a la caja, cuya tapa permita desatornillarla.

8.5. El embalaje de mercancías sensibles hasta altamente sensibles ha de realizarse de modo que la mercancía embalada y el envase puedan sostener una caída libre desde una altura mínima de 60 cm sin experimentar daños.

8.6. Es necesario proteger las mercancías embaladas dentro de la caja contra esfuerzos horizontales (volqueo, empuje de maniobra, enganche) de modo que sostengan tales esfuerzos sin experimentar daños. La seguridad respectiva se puede alcanzar por empernado con los patines y/o el fondo, fijación en el fondo usando un bastidor, acolchado entre la mercancía y la pared de la caja, etc.

8.7. Las mercancías vibratorias han de ir aseguradas (usando caucho, metales, elementos de resorte, etc.), de modo que no resulte ningún movimiento de balanceo mutuo causado por fuerzas de masa y de excitación evitando así daños.

9. Caja de madera multilaminar.

9.1. Fondo: patines longitudinales, encoframiento de fondo con un espesor mínimo de 30 mm, perno corrido con arandela y tuerca, patines longitudinales de entre 60 y 80 mm de espesor, dependiendo del gravicentro con descotes para el acceso del estibador. Al usar patines inferiores transversales de entre 60 y 80 mm de espesor hay que empernarlos, es decir, clavarlo varias veces con los patines longitudinales o intermedios.9

9.2. Pared lateral y frontal: refuerzo por construcción de bastidor de maderas cuadradas. Pared frontal: hasta un ancho de 120 cm con una diagonal de entre 30 y 45º, a partir de un ancho de 120 cm es necesaria la construcción de un bastidor y de diagonales como en los laterales.

9.3. Para sostener las cargas sobre las tapas hay que entreponer maderas portatapa en distancias máximas hasta 60 cm, clavarlas con los laterales y reforzarlas hacia el fondo de la caja para desviar la presión aplastadora de apilamiento directamente en éste.

9.4. La construcción del bastidor, las maderas soportatapas y sus soportes están concebidos para una presión aplastadora de apilamiento de por lo menos 1,6 t/m2.

9.5. Soldadura en lámina de aluminio como en los puntos 8.2 y 8.3.

9.6. Abertura para los fines de control de humedad como en el punto 8.4.

9.7. Altura de caída: el embalaje de mercancías sensibles hasta altamente sensibles ha de realizarse de modo que la mercancía embalada y el envase puedan sostener una caída libre desde una altura mínima de 60 cm sin experimentar daños.

9.8. Esfuerzos horizontales: es necesario proteger las mercancías embaladas dentro de la caja contra esfuerzos horizontales (volqueo, empuje de maniobra, enganche) de modo que sostengan tales esfuerzos sin experimentar daños. La seguridad respectiva se puede alcanzar por empernado con los patines y/o el fondo, fijación en el fondo usando un bastidor, acolchado entre la mercancía y la pared de la caja, etc.

9.9. Vibraciones: las mercancías vibratorias han de ir aseguradas (usando caucho, metales, elementos de resorte, etc.), de modo que no resulte ningún movimiento de balanceo mutuo causado por fuerzas de masa y de excitación evitando así daños.

10. Caja con revestimiento.

10.1. Construcción de caja: si algunos elementos individuales corrieran peligro de saltar hacia afuera, habrán de utilizarse dispositivos adecuados de prevención como trozos de llanta de hierro o chapa.10

10.2. Envase interior amortiguador de choques (embalaje flotante, caja doble, inyección espumosa con poliuretano, etc.).

11. Mercancías sometidas a las condiciones IMC (código IMDG).

11.1. Productos sometidos a dichas condiciones (materiales inflamables, malolientes, cáusticos, explosivos, etc.). Han de embalarse de acuerdo con dichas condiciones. Cada caso es único, por lo que es estrictamente necesario que el embalaje sea homologado por una empresa u organismo oficial.

Con este último post hemos dejado definidas los distintos embalajes en función de las mercancías a transportar, un tema muy complejo y extenso en el mundo del embalaje.

.

Los tipos de Embalaje (II)

En función de las mercancías que hemos visto anteriormente, desarrollamos su correspondiente clasificación de embalaje. Es decir, un listado genérico de qué protección necesita cada mercancía en función de su naturaleza.

Es importante tener impreso o abierto nuestro anterior post para poder entender la relación entre la clasificación de mercancías con las categorías de embalaje. A cada numeración de categoría le corresponde la misma numeración de clasificación.

Categorías de Embalaje.

1. Recipientes y chapas preformadas.

1.1. Es preciso cerrar cada abertura hasta 100 mm de diámetro a prueba de agua usando tapabocados de cierre, caperuzas de protección, manguitos de hierro o materia sintética. Para aberturas de más de 100 mm de diámetro hay que cubrir con láminas de aluminio adhesiva unilateralmente y obturar usando una placa de madera multilaminar.

1.2. Para recipientes y aparatos con dispositivos propios de soporte de base hay que proveer una base de madera con un mínimo de 30 mm de espesor sirviendo de protección al deslizarse.Embalaje de madera soporte

1.3. Los recipientes y aparatos de acero especial no admiten soldaduras (por ejemplo, para facilitar el embarque), a menos que se pongan en contacto con el departamento de montajes y den su consentimiento. Las cintas metálicas de acero para fijar las sopandas no deben estar en contacto directo con el recipiente (capa intermedia, bobina de polietileno, etc.).

1.4. Los recipientes cuyas paredes y/o instalaciones interiores sean sensibles a la corrosión han de protegerse agregando suficientes agentes secantes.

1.5. Las chapas preformadas han de sujetarse en cunas usando grapas.

 2. Bultos.

2.1. Los travesaños superiores e inferiores deben ser fabricados en acero con forma de “U” y tensados estrechamente usando barras roscadas. El atornillamiento no debe exceder la altura de las alas del acero.

2.2. En construcciones cuya manipulación resulte difícil hay que proveer orejas de enganche. No se admiten soldaduras en las mercancías a embalar a menos que se pongan antes en contacto con el departamento de montajes.

2.3. Para pesos por bulto a partir de seis toneladas hay que tensar usando perfiles en vez de barras roscadas, por lo que en caso de necesidad han de colocarse orejas de enganche en una posición correcta y adecuada para recibir los cables.Embalaje de tubos

2.4. Hay que proveer capas intermedias de entre 4 y 96 mm de madera multilaminar y/o sintética.

2.5. Habiendo pretensado, hay que asegurar las tuercas de los atornillamientos (contra-tuerca, punto de soldadura, etc.).

2.6. Si algunos elementos individuales corrieran peligro de saltar hacia afuera, habrán de utilizarse dispositivos adecuados de prevención como trozos de llanta de hierro o chapa.

 3. Cables en tambor.

3.1. En los rodillos de marcha habrán de colocarse persianas (con un espesor mínimo de tablones de 30 mm) que se deben rodear adicionalmente cerca del clavazón con cintas metálicas de acero galvanizado (mínimo 30 mm x 1 mm). Han de conservarse los extremos de cable y ponerlos dentro en cuanto sea posible.

4. Jaula.

4.1. Fondo: patines longitudinales, encoframiento de fondo con un espesor mínimo de 30 mm, perno corrido con arandela y tuerca, patines longitudinales de entre 60 y 80 mm de espesor, dependiendo del gravicentro con descotes para el acceso del estibador. Al usar patines inferiores transversales de entre 60 y 80 mm de espesor hay que empernarlos, es decir, clavarlo varias veces con los patines longitudinales o intermedios.

4.2. Laterales: encoframiento vertical, bastidor interior de refuerzo y diagonales interiores. La distancia de los tablones de encofrado no debe exceder el ancho medio de los tablones usados (12-18 mm).

4.3. Pared frontal: encoframiento vertical, bastidor interior de refuerzo y diagonales interiores, hasta un ancho de 120 cm con una diagonal de entre 30 y 45º y a partir de 120 cm, bastidor interior de refuerzo, distancia de los tablones y diagonales interiores análogas a los laterales (punto 4.2).Embalaje de madera jaula

4.4. Tapa: encoframiento transversal, bastidor interior de refuerzo de las paredes frontales así como sobre las maderas soportatapa y distancia de los tablones de encoframiento análoga a los laterales (punto 4.2).

4.5. Los bastidores interiores de refuerzo, diagonales y maderas soportatapa están concebidos para una presión aplastadora de apilamiento de por lo menos 1,2 t/m2. Cada 60 o 70 cm hay que poner las maderas portatapa descansando sobre los bastidores de refuerzo interiores de los laterales y clavarlas con ellos.

4.6. Si algunos elementos individuales corriesen peligro de saltar hacia afuera habrá de reforzarse la jaula en su lado frontal con un encoframiento completo (semi-jaula).

 5. Caja sin revestimiento.

5.1. Fondo: patines longitudinales, encoframiento de fondo con un espesor mínimo de 30 mm, perno corrido con arandela y tuerca, patines longitudinales de entre 60 y 80 mm de espesor, dependiendo del gravicentro con descotes para el acceso del estibador. Al usar patines inferiores transversales de entre 60 y 80 mm de espesor hay que empernarlos, es decir, clavarlo varias veces con los patines longitudinales o intermedios.

5.2. Lateral: encoframiento vertical, bastidor de refuerzo y diagonales interiores.

5.3. Pared frontal: encoframiento vertical, bastidor de refuerzo y diagonales interiores, hasta un ancho de 120 cm con bastidor de refuerzo y diagonales como los laterales (punto 5.2).Embalaje de madera.

5.4. Tapa: encoframiento transversal con bastidor de refuerzo. Hay que colocar una lámina de polietileno así como una placa de fibra prensada (sin junta en la medida de lo posible). El clavazón no debe pasar el encoframiento. El bastidor de refuerzo para tapa debe descansar sobre el bastidor de refuerzo en las paredes frontales así como sobre las maderas soportatapas.

5.5. Presión aplastadora de apilamiento: los bastidores interiores de refuerzo, las diagonales y las maderas soportatapa están concebidos para una presión aplastadora de apilamiento de por lo menos 1,2 t/m2. Hasta una distancia máxima de 80 cm, hay que poner las maderas portatapa descansando sobre los bastidores de refuerzo de los laterales y clavarlas con ellos.

5.6. Mercancía pesada: de la considerable presión aplastadora de apilamiento sobre mercancías pesadas en las bodegas de buque siendo soportada por tapas y maderas portatapas resulta el peligro de rotura para el bastidor de refuerzo de los laterales y de las paredes frontales, sobre todo en caso de gran altura o ancho del bulto. Para desviar dicha presión aplastadora de apilamiento directamente al fondo de la caja hay que poner otro bastidor interior adicional.

Con estas cinco categorías llegamos al ecuador de este estudio, en el siguiente post continuaremos analizando las categorías restantes.

Ty-Gard

Las continuas demandas en el sector del embalaje dan lugar a novedosos productos que permiten reducir el riesgo de daños que puedan sufrir nuestras cargas durante el recorrido. Son muchos los instrumentos que en este sentido nos hacen cada vez más fácil y más seguro el transporte de nuestros bienes.

tg-lastbil

Es el caso de Ty-Gard, un innovador sistema patentado de inmovilización, que abraza las mercancías durante el transcurso del viaje asegurando cargas paletizadas, bidones, big-bags, etc. de un modo sencillo. Es capaz de soportar fuerzas laterales de hasta 4G (cuatro veces su peso),  siendo también aconsejable para el trincaje de mercancías peligrosas.

Se trata de láminas de 40 centímetros de ancho compuestas por unos 7.800 filamentos de plástico y laminadas con adhesivo acrílico, lo que le confiere una gran resistencia certificada y aprobada, entre otros organismos, por la Asociación Americana de Ferrocarriles.

En el siguiente vídeo, podemos observar cómo se utiliza de un modo práctico:

Como se puede observar, el primer paso es el corte de las láminas y su posterior colocación sobre las paredes del contenedor. Una vez pegadas a ambos lados, se solapan frente a las mercancías y, con la ayuda del Ty-Tool, se trinca el material para que quede bien sujeto y firme.

Una vez tenemos el material trincado, sin sacar la Ty-Tool, colocamos las bandas de Ty-Patch adhesivas sobre el Ty-Gard, de tal forma que sujete el trincado evitando así que se afloje. Soltamos la herramienta y ya tenemos listo el sistema de sujeción.

Este proceso puede llevar unos tres minutos, repitiéndolo tantas veces sea necesario en función del peso de la carga y del número de Ty-Gards que necesitemos.

TY-Gard

El sistema Ty-Gard es sin duda uno de los elementos de inmovilización de mercancías más eficientes gracias a su facilidad de montaje y a su ingenioso diseño. En siguientes posts analizaremos otros elementos de inmovilización y fijación como las cinchas, sin duda unos de los sistemas de amarre más extendidos en el mundo del embalaje.

Cinchas, Cintas de Amarre y Eslingas.

El trincaje es algo necesario y básico a la hora de inmovilizar una mercancía para ser transportada. Es necesario realizar un buen estudio del tipo de carga que se tiene que inmovilizar (tamaño, forma, peso, etc…) y la naturaleza del transporte que vamos a utilizar (buque, avión, tren, camión, etc…). Un buen análisis de estos puntos, supone la principal diferencia entre una entrega correcta y otra con daños irreversibles.

Mal inmovilización de la carga

En la actualidad debido al desarrollo de los dispositivos móviles  (smartphones y trabletas) el profesional dispone de varias apps para iOS y Android que facilitan el desarrollo de estos cálculos relativos a la estiba de mercancía.

Apps de estiba

También debemos tener en cuenta que aumentando la fricción entre la carga y el suelo podemos incrementar el coeficiente de fricción, lo que permite reducir la cantidad de cintas de amarre o cinchas a utilizar. Por ello un buen complemento son las Alfombrillas antideslizantes.

Alfombrilla antideslizante

Las cinchas (ratchet), cinta de amarre y las eslingas son el método más empleado para el amarre de cargas en el interior de embalajes, contenedores y medios de transporte.

En cuanto a las propiedades físicas de estos elementos de fijación, se debe tener en cuenta las fichas técnicas y los datos que nos proporciona el fabricante, ya que éstos definirán que modelo de eslinga o cincha necesitamos para el trabajo a realizar.

En la siguiente imagen se muestra un ejemplo de ficha técnica donde en la parte superior se define el ensayo realizado y los datos obtenidos de resistencia  y  elongación (indice elástico del material) y en la gráfica inferior vemos como se comporta la elongación en función de la presión a la que es sometida.

cinchas

Definimos estos sistemas de trincaje como:

–       Eslingas: Cintas textiles o de acero, generalmente con gazas u ojos, que son orificios en los extremos para su enganche. Normalmente, los contenedores disponen de ganchos para estos fines. Cuánto más alto esté situado el gancho y más verticalidad adopten las cinchas, mayor será la resistencia de las mismas.

–       Cinchas textiles y PES (poliester) : Amarre de gran resistencia, ya sea tejido o de plástico. El ancho de las cinchas y su grosor y composición determinarán su resistencia, por lo que es primordial tener en cuenta el peso de nuestra carga a la hora de elegir la adecuada.

Al igual que ocurre con el Ty-Gard y el Ty-Tool, de los que hablamos en posts anteriores, son necesarias herramientas de trincaje para tensar las cinchas. Estos elementos son:

–       Carracas: Herramientas metálicas para aflojar o desaflojar las cinchas de manera fácil y sencilla, con la ayuda de un sencillo mecanismo de palanca.

–       Hebillas: Cierres de acero galvanizado que sirven para enlazar los extremos de la cincha y evitar que se afloje y suelte la carga después de su trincado.

Como hemos visto en estos últimos posts es fundamental un buen sistema complementario  al embalaje (de amarre y fijación en este caso) para garantizar un correcto transporte de las mercancías, siguiendo en esta línea en el próximo post analizaremos los sistemas de absorción de humedad más utilizados: las sales desecantes.