Jesús Alvarez

Acerca de Jesús Alvarez

                                   Jesús Alvarez "Me he criado entre cajas de madera, es mi gran pasión y lo aplico todos los días en ENCAJA. En nuestra organización no sólo fabricamos cajas de madera sino que nos ponemos en la piel de las empresas que tienen que embalar sus productos. Sabemos que muchas veces cada envío es único y como tal debe ser tratado, por tanto trabajamos en consecuencia, diseñando embalajes adaptados a cada producto y a las circunstancias de cada envío. Nuestras cajas son la prolongación de la imagen del producto de nuestros clientes a la vez que ofrecen la protección adecuada para que los envíos lleguen perfectamente a destino."

Entrada en vigor del Real Decreto 563 / 2017 ¿Dudas?

Despues de la entrada en vigor del RD563 / 2017 este pasado 20 de mayo, surgen varias dudas sobre como proceder y como afectará en la forma de actuar de las autoridades competentes.

Durante nuestra pasada asistencia a Hispack este año 2018 tuvo lugar una mesa redonda bajo el nombre: “Retos de la estabilidad de las cargas con la entrada en vigor de la directiva 2014/47/UE” donde varios ponentes entre ellos Ana Blanco representando a la Guardia Civil comentan aspectos interesantes a tener en cuenta en esta fase de adaptación.

Introducción a la Norma EN 12195-1

Como hemos visto en anteriores publicaciones, la entrada en vigor del RD 563/2017 supone un cambio en la forma de realizar la estiba en transporte por carretera, a partir de la entrada en vigor de este RD este procedimiento se debe realizar acorde a la normativa exigible. A continuación os mostramos un cuadro donde se pueden ver las normas más representativas:Dentro de estas normas destaca  la  EN 12195  “Dispositivos para la sujeción de carga en vehículos de carretera” siendo sus partes:

  • Parte 1: Cálculo de las fuerzas de fijación
  • Parte 2: Cintas de amarre fabricadas a partir de fibras químicas
  • Parte 3: Cadenas de sujeción.
  • Parte 4: Cables de sujeción.

En la parte 1 (la más genérica y utilizada) la norma nos define varios términos y unidades a utilizar así como distintas tablas de referencia para los cálculos posteriores, de ellas destacamos la tabla de “símbolos, unidades y términos” (tabla 1), la de coeficientes de aceleración (tabla 2) y la de factores éstáticos de rozamientos (C.1).

Posteriormente define distintos métodos de cálculo en función del tipo de carga así como distintos métodos de sujeción:

  • Estabilidad de carga no sujeta
  • Bloqueo
  • Sujeción por encima.
  • Sujeción directa

A continuación como ejemplo, mostramos uno de los métodos de sujeción y los cálculos a desarrollar (sujeción inclinada en dirección longitudinal y transversal)

Como hemos visto en esta breve pincelada, esta norma es muy útil para calcular y diseñar la fijación de la carga, y tomar como referencia las distintas constantes a tener en cuenta en los posteriores cálculos. Si estos cálculos nos resultan algo engorrosos, cómo hemos comentado en anteriores posts, existen aplicaciones basadas en esta norma que nos ayudan a desarrollarlos de forma más sencilla.

EN-12195 / RD-563 ¿Amenaza u oportunidad?

En anteriores posts hemos profundizado sobre la aplicación de la norma EN12195 y la entrada en vigor del real decreto 563 de 2017. Como hemos visto, la entrada en vigor de este RD lleva enlazadas nuevas obligaciones y responsabilidades pero proporciona nuevas herramientas a las empresas para realizar esta labor de carga y transporte de forma más eficiente y segura.

En cuanto a la seguridad de las cargas y en aplicación de la norma EN-12195, desde Encaja definimos que la utilización de las fichas HDZ es el método más efectivo de las empresas para el control de las cargas, este tipo de ficha define como debe ser el sistema de carga según las normas exigibles y debe ser firmada por un Comisario de Averías (se debe cumplimentar una por tipología de carga). Una vez cumplimentada y validada por el técnico competente, proporciona una herramienta clave ante posibles inspecciones por la autoridad competente en este campo siendo incuestionable el sistema de estibado detallado.

Es importante valorar también, además de las multas, los costes que puede conllevar la inmovilización del camión debido a una estiba defectuosa, sumado a los retrasos e inconvenientes que puede provocar tener que modificar la tipología de la carga insitu (incluso fuera de la región de origen) para adecuarla a la norma (izado y movimientos de cargas insitu, instalación de nuevos elementos de fijación y sujeción,…). Una correcta estiba con ficha HDZ certifica el sistema de estiba ante cualquier control y por ello garantiza un transporte seguro y acorde a la ley exigible.

A continuación mostramos un tipo de ficha con un ejemplo práctico:La elaboración de estas fichas proporciona también una herramienta útil para desarrollar contratos entre partes que definan de forma contractual las futuras responsabilidades en el transporte de mercancías, de esta forma se clarifica toda la cadena de valor ahorrando costes y tiempos de gestión.

Por todo esto la entrada en vigor de este RD estimada a principios de este verano cambia el contexto actual en la estiba por carretera obligando a las empresas a usar las normas exigibles en cuanto a amarre, tipo de vehículo, cinchas, embalajes de madera, … Este hecho con el apoyo de las fichas HDZ proporcionan un marco técnico a las empresas para mejorar sustancialmente la seguridad y los costes en la estiba a la vez que clarifican responsabilidades entre partes.

Responsabilidad en la carga, dudas y aclaraciones

Siguiendo la linea de posts anteriores, surgen varias dudas sobre la responsabilidad en las cargas por carretera, en el post de hoy vamos a profundizar en ello.

Puede existir la creencia de qué es quien transporta, en este caso el camionero, quien tiene la responsabilidad de la carga, pero .. ¿es cierto?

Como punto de partida debemos comprobar qué nos dice la legislación vigente, en este caso el artículo 20 de la Ley 15/2009 :

Artículo 20. Sujetos obligados a realizar la carga y descarga.

1. Las operaciones de carga de las mercancías a bordo de los vehículos, así como las de descarga de éstos, serán por cuenta, respectivamente, del cargador y del destinatario, salvo que expresamente se asuman estas operaciones por el porteador antes de la efectiva presentación del vehículo para su carga o descarga. Igual régimen será de aplicación respecto de la estiba y desestiba de las mercancías.

2. El cargador y el destinatario soportarán las consecuencias de los daños derivados de las operaciones que les corresponda realizar de conformidad con lo señalado en el apartado anterior.
Sin embargo, el porteador responderá de los daños sufridos por las mercancías debidos a una estiba inadecuada cuando tal operación se haya llevado a cabo por el cargador siguiendo las instrucciones del porteador.

3. No obstante lo dispuesto en los apartados anteriores, en los servicios de paquetería y cualesquiera otros similares que impliquen la recogida o reparto de envíos de mercancías consistentes en un reducido número de bultos que puedan ser fácilmente manipulados por una persona sin otra ayuda que las máquinas o herramientas que lleve a bordo el vehículo utilizado, las operaciones de carga y descarga, salvo que se pacte otra cosa, serán por cuenta del porteador.En esta clase de servicios, la estiba y desestiba de las mercancías corresponderán, en todo caso, al porteador. El porteador soportará las consecuencias de los daños causados en las operaciones que le corresponda realizar.

4. Lo dispuesto en este artículo no se aplicará cuando la normativa reguladora de determinados tipos de transporte establezca específicamente otra cosa.”

Cómo detallan los apartados 1 y 2 de este artículo, en principio es el cargador y el destinatario quien soportarán las consecuencias de los daños derivados de la carga y la descarga, unicamente en el caso de que haya un acuerdo entre el cargador y el transportista y éste se haya suscrito con anterioridad al momento de la carga, la responsabilidad pasa a ser del transportista. También debemos tener en cuenta la excepción cuando se trate de un transporte de paquetería.

Por todo esto, salvo que se dén alguno de los condicionantes anteriormente expuestos la responsabilidad de la carga es del cargador y del destinatario por lo que aconsejamos que si vamos a participar en el envío de cargas ya sea como cargador o como destinatario debemos conocer  la norma EN12195 en la que hemos profundizado en anteriores posts.

EN12195 ¿Cómo me afectará el cambio?

En el anterior post hemos intentado detallar las distintas reglamentaciones aplicables a la carga y posterior transporte de mercancias, actuales y futuras y más concretamente hemos explicado qué regulará la norma EN12195.

El cumplimiento de esta norma será exigible a partir de mayo de 2018 por lo que las empresas deben estar preparadas para implantar el uso de esta reglamentación para esa fecha. Debemos tener en cuenta que la DGT ha confirmado que va a realizar más de 15.000 inspecciones al año, para ello se ha formado a la guardia civil en esta normativa y en las herramientas necesarias para verificar el cumplimiento de la misma.

Además, en caso de accidente, de detectar que uno de los vehiculos implicados no está acorde a norma, podrían ser exigibles consecuencias al responsable de la carga.

También debemos conocer que existen aplicaciones gratuitas que nos ayudan a calcular de forma rápida y eficaz los distintos sistemas de fijación, a continuación os dejamos la imagen de pantalla de uno de ellos así como el enlace para su descarga.

Desde Encaja Embalajes vamos a trabajar en ayudar a nuestros clientes a adaptarse a esta norma de la forma menos traumática, formando a los profesionales del sector y proporcionándoles las herramientas necesarias para desarrollar de forma segura estos trabajos. Animamos también a cualquier interesado en este ámbito a que contacte con nosotros para poder ayudarle en este sentido.

EN12195, ¿Qué regula esta nueva norma?

El sector del transporte y el embalaje va a sufrir un cambio significativo en los próximos meses en cuanto a la reglamentación exigible, esto hace preguntarnos: ¿cómo me afectará este cambio? ….vamos a intentar dar un poco de luz en este y próximos post.

Antes de comenzar a analizar la reglamentación actual y futura debemos hacer mención a un dato preocupante, en la actualidad se estima que entre el 25% y el 45% de los accidente de carretera con camiones implicados tienen que ver con una mala carga de la mercancía transportada.

A día de hoy no existe regulación alguna a la hora de fijar una carga sobre el camión,  la normativa se limita desde el punto de vista del ordenamiento jurídico al  Reglamento General de Circulación (RD 1428/2003) Art 14, que indica lo siguiente:

“La carga transportada en un vehículo, así como los accesorios que se utilicen para su acondicionamiento o protección, deben estar dispuestos y, si fuera necesario, sujetos, de tal forma que no puedan:
1. A) Arrastrar, caer total o parcialmente, o desplazarse de manera peligrosa.
2. b) Comprometer la estabilidad del vehículo.
3. c) Producir ruido, polvo u otras molestias que puedan ser evitadas.”

Esta reglamentación tan poco concreta es dificilmente aplicable y verificable por lo que a fecha 2 de junio de 2017 se aprobó el RD 563/2017.

Este Real Decreto regulará las inspecciones técnicas que se harán a los vehículos comerciales en el territorio español. En su anexo III determina una serie de normas técnicas, entre las que figura la EN12195-1:2010, que deberán aplicarse en la fijación de cargas en camión.

Esto por ejemplo limita seguir trabajando y calculando de forma autónoma el número de cintas u otros elementos de sujección e implanta por ejemplo el uso de materiales antideslizantes. De esta forma para este cáculo debemos recurrir a la reglamentación exigible para cada sistema de sujección.

A continuación mostramos un listado de esta reglamentación específica:

En en el próximo post seguiremos profundizando en esta nueva norma y detallaremos como realizar este proceso de adaptación y que consecuencias podría tener no hacerlo, tambien enlazaremos herramientas gratuitas de calculo para facilitar el proceso.