Bolsas Termosoldables

La bolsa termosoldable, bolsa aislante o material barrera es un elemento muy utilizado en embalaje para evitar la corrosión, sobre todo cuando se trata de embalar elementos metálicos y electrónicos.

Protección química

Se utiliza conjuntamente con las sales desecantes para evitar precisamente la humedad que oxida el metal en trayectos largos en barco, aunque también se emplea para la protección de maquinaria y otros productos a largo plazo, por ejemplo para su almacenamiento si está previsto que éste sea largo.

COMPOSICIÓN.

Este material está compuesto principalmente de aluminio y polietileno. Dependiendo del fabricante, la proporción de cada material e incluso el tipo de plástico utilizado pueden variar. Por ejemplo, en ocasiones se añade poliéster, plástico PET o polipropileno. En cuanto al polietileno, puede ser de alta o de baja densidad.

Algunos materiales barrera tienen más plástico que aluminio o viceversa. La calidad y la correcta protección del producto dependerán en gran medida del grosor total del film barrera con el que se construyan las bolsas y de cuántos gramos pese por metro cuadrado, además de la proporción de aluminio que lleve. Cuanta más cantidad de aluminio contenga el material en detrimento del plástico, menor será la transmisión de vapores en el interior del envase.

Este material es impermeable y resistente a factores externos como los rayos ultravioleta.

PRESENTACIÓN.

Generalmente podemos encontrar este material en rollos cuyas medidas pueden variar en función de las necesidades del cliente, aunque también es habitual encontrar fabricantes y empresas que venden las bolsas ya hechas con las medidas que el cliente estime oportunas.

Protección química 1
La bolsa termosoldable también tiene la posibilidad de ser cerrada al vacío si se desea, con la ayuda de máquinas especiales que absorban el oxígeno del interior de la bolsa. De esta forma la protección del producto contra la oxidación es mayor.

Existen diversas formas de sellar esta bolsa. Como su propio nombre indica, la forma más habitual es con calor, aunque podemos decantarnos también por cierres de plástico que hermetizan el envase.

 

 

Este material también admite impresión, por lo que es frecuente que una empresa imprima su propio logo corporativo, además de las especificaciones del material y la temperatura a la que ha de someterse para su sellado.

Este material ha de fabricarse cumpliendo la normativa DIN 55531-1, que constituye el estándar alemán y europeo en general. Otros estándares mundiales equivalentes a esta norma que podemos encontrar son los siguientes:

–        EEUU: MIL-B-131.

–        Francia: NF H 00310.

–        Alemania (clasificación militar): TL 8135-0003.

–        Reino Unido (clasificación militar): DEF STAN 81-75/1.

 

especificaciones bolsa retráctil

 

Para concluir, es conveniente apuntar la principal diferencia que existe entre el material barrera con aluminio y otros materiales de plástico que veremos más adelante, como el film retráctil o el VCI. Para trayectos largos en barco, condiciones meteorológicas adversas o largos periodos de almacenamiento, el aluminio es la opción más conveniente para la correcta protección del producto frente a los compuestos plásticos, ya que es mucho más resistente.