El Transporte de Mercancías en España

Cada vez más empresas amplían el ámbito geográfico de su negocio, saliendo de los límites de su municipio, provincia y/o comunidad autónoma. El principal elemento a valorar en este supuesto es el transporte, ya que se trata de una variable que, de no ser tomada en cuenta con la importancia que le corresponde, podría hacer perder mucho dinero a la empresa.

Es por este motivo que hoy abordamos este tema, explicando las cuatro cuestiones básicas que hay que tener en cuenta para un transporte de carácter nacional:

Seguro.

No es necesaria la contratación de un seguro por parte del cliente, ya que según la normativa española, sólo es obligatorio para las empresas de transporte.

Las mercancías están sujetas a la ley LOTT, que obliga a transportistas a tener un seguro que cubra los siniestros en aproximadamente 6€ por kilogramo de mercancía dañada. Este seguro ya está incluido en el precio del porte y no deriva en un cargo extra.

proteccion-de-correo-envio-seguro-de-privacidad-seguridad-en-transporteExiste la opción de pagar un porcentaje  que suele oscilar entre el 3 y el 10% del porte total. Suele utilizarse en paquetería para envíos de pocos kilos pero de gran valor económico, por lo que en caso de daño el seguro LOTT no llegaría a cubrir los costes. Estos seguros pueden llegar a cubrir alrededor de 25€ por kilogramo de mercancía dañada.

También ofrecen la posibilidad de asegurarlo a todo riesgo, abonando alrededor de un 0,40% del valor total de la mercancía. Esta opción únicamente es viable en el caso de mercancías con gran valor económico.

Tipo de transporte utilizado.

Existen varios medios de transporte comúnmente conocidos: carreteraferrocarrilaéreo y marítimo. Para transporte de mercancías a nivel nacional, los dos primeros son los más comunes.

Tipos de transporte

El tipo de porte elegido irá en función de la distancia al punto de entrega y el precio y va inevitablemente unido a la última de las variables.

Como ejemplo, para distancias cortas y presupuestos ajustados los más utilizados son el transporte por carretera y  ferrocarril, para transportes intercontinentales o de grandes distancias los más habituales son: aéreo y marítimo, siendo la ventaja competitiva del marítimo su precio, y del aéreo  la rapidez en el envío.

Protección del producto.

Dependiendo del medio de transporte elegido y del tipo de protección que precise nuestra carga, es fundamental la elección de un buen embalaje que la proteja para llegar en perfectas condiciones a su destino final.

Seguro transporte terrestre

Los materiales más utilizados son plástico, papel, cartón, vidrio, metal y, por supuesto, madera.

Además, si es necesario por el tipo de carga, debemos incorporar a estos embalajes algún sistema de protección que mantenga la carga aislada de posibles esfuerzos (físicos y químicos) en el transporte, los más utilizados son pallets, contenedores, bolsas de aire, cinchas, superficies antideslizantes, bolsas aislantes, etc.

Caja Eco protección

Por último y no menos importante, habremos de tener en cuenta que la parte exterior de cada embalaje ha de llevar de forma visible y clara una serie de especificaciones, como códigos ISO estandarizados que habrán de ir representados en negro. Estas señas sirven para indicar si la carga es frágil, antivuelco, resistente al agua, etc. Es fundamental incorporar pegatinas o bolsas de plástico adhesivas que incluyan la documentación pertinente y los datos de destino (“Packing List”). Para transportes internacionales es necesario otra serie de marcados específicos, pero este tema será fruto de un post dedicado en exclusiva a este tipo de transportes.

Tiempo

Finalmente un factor muy importante es el tiempo de entrega, en un mundo tan globalizado y competitivo este plazo se convierte en un factor clave en el proceso de elección de compra tanto en B2C (business to consumer) como en B2B (business to business) . Por ello es fundamental contar con un buen servicio de logística y transporte que garantice este factor.

cumplimiento de plazos

En definitiva, una correcta elección de transporte que permita ahorrar costes y pase por una exhaustiva comprobación de diferentes proveedores, junto con el cumplimiento del plazo de entrega y unido a una correcta protección del producto fraguarán la confianza y fomentarán futuras relaciones empresariales con nuestros clientes.