El Vendedor Invisible

Con el paso de los siglos nos hemos dado cuenta, de forma inesperada, del papel que juega el envase/embalaje en el proceso de distribución y venta de productos.

Hemos pasado de verlo como un simple contenedor, donde su único objetivo no era más que el de un correcto almacenamiento y envío , a ser la tarjeta de visita de nuestro producto.

El envase dice más en 10 segundos (calidad, tipo, imagen,dimensiones, peso…..) de lo que cualquier director de ventas nos pueda contar en horas. Utilicemos al vendedor invisible y seamos eficaces en su diseño para que éste muestre nuestro producto al consumidor, incluso antes de que el mismo salga de su interior.

Vemos el papel tan importante que juega el diseño pues define su capacidad de almacenamiento, sus propiedades físicas, las químicas e incluso, como hemos mencionado antes, nuestro propio producto. Además, ha de ser ergonómico y acorde con el contenido a transportar.

Por otra parte, factores como la estricta legislación europea vigente, que penaliza los embalajes que generan residuo, y el compromiso de personas, empresas y gobiernos para frenar el cambio climático, orientan el diseño de los embalajes hacia un único camino: el respeto al medio ambiente.

Ecología